Vía de escape

Se desliza suave, apresurada,
invasiva, entre las manos.
Enmudecen los latidos.
Tenue es el camino;
cubierta blanda del espíritu.

Sientes omnipotencia
en tus imponentes manos,
pidiendo clemencia
ahogas las muñecas frías.

Homicida de un sin retorno.

Llenos de vacíos.
Las marcas son huellas de un fuego
que se lleva la vida.

Gracias por permitirme ser parte de tu presente

Imagen.

Eterno y efímero

Besan a la muerte
con la esperanza de sentirse vivos.
Se visten de amor
los alambres que entorchan
el cuello frágil…
a eso llaman suspiros
los inocentes del mundo onírico.

Traspasan el cráneo
sin miedo a romper,
solo juegan a anclar
desvelos e ideas,
recuerdos, que no morirán
al amanecer.

Gracias por permitirme ser parte de tu presente

Imagen