Mariposa negra

Mariposa negra, sigilosa
invades la casa de las sensaciones
de quien existe, vive.

Te adentras y embriagas
en el elixir amargo.

Desgarras.

Envenenas con tu efímero vuelo
los pocos soplos de aire que dejas fluir,
donde danzaban algunos deseos.

El jardín se viste de luto,
entre cadáveres y alas rotas,
de una triste mariposa que sucumbe entre lo que ya no es.


¡Gracias por permitirme ser parte de tu presente!


Photo by Dana Kuehl .

Estacados

Hay quienes nos dejan estacados
en medio de todo,
y nada.

El silencio perturba.
La vida se escapa.

Latidos furtivos,
preludio a lo inefable.

Abriga el frío
a aquella inamovible
secuela de vida,
sumergida en el divagar
de sueños castrados.


¡Gracias por permitirme ser parte de tu presente!